¿Por qué los gatos eran considerados sagrados en el Antiguo Egipto?

Si bien en la actualidad son muchos quienes estiman tanto a los gatos que les llegan a dar un trato especial, esto difícilmente podrá superar el lugar que estos animales tenían en el Antiguo Egipto . Y es que no sólo se guardaba luto si el de una familia fallecía, sino además podía arriesgar pena de muerte quien llegara a matar uno. ¿Pero cuáles habrán sido las razones para que llegaran a considerarse sagrados?

Gracias a la caza de pequeños roedores, los gatos permitían proteger los depósitos donde los egipcios guardaban sus cosechas, principalmente trigo. Además, la eliminación de las ratas también ayudaba a evitar ciertas enfermedades como la peste. Asimismo, también cazaban serpientes, logrando volver más seguros las casas y los alrededores que constituían como su territorio.

Por otro lado, los egipcios también los ocuparon como ayudantes en actividades de caza, especialmente de aves, reemplazando a los perros. Escenas donde se retrataba esta situación quedaron registradas en murales, donde se aprecia que la función de los gatos era recoger los animales que ya habían sido abatidos por sus dueños, y depositarlos en la barca en la cual navegaban. La caza era uno de las actividades más populares en el Antiguo Egipto, especialmente entre los faraones y la nobleza.

El nombre que este pueblo le daba a estos felinos, era “miou”. A pesar de que los gatos de hoy han perdido las características de sus antepasados egipcios, el abisinio es una raza que se cree es descendiente de los primeros, y que puede rememorarlos.

Y más allá de explicaciones prácticas, el culto al gato, que data hacia el 2900 a.C, también tenía su correlato divino. Según la mitología, Ra, dios del sol, envió a la Tierra a su hija encarnada enSekhmet, con el objetivo de castigarlos debido a su mal comportamiento. Ésta era una feroz leona que provocó la muerte de cientos de egipcios, por lo que Ra tuvo que idear un plan para apaciguarla.

A esta diosa se le solía relacionar con Bastet, quien era retratada como un gato o como una mujer con cabeza felina, constituyendo la versión apaciguada de Sekhmet. Esta deidad tenía como misión proteger el hogar y representaba la alegría de vivir y la fertilidad. Fue tan estimada que se le llegaron a levantar templos como el de Bubastis, ciudad egipcia centro del culto a Bastet. Se creía que por medio de los ojos de los gatos, esta última divinidad podía estar pendiente de las personas, brindándoles protección.

Algunas de las costumbres egipcias relacionadas con los gatos, fueron descritas por el historiador griego Herodoto. En una obra que data hacia el año 450 a.C, relató: “Si alguien mata voluntariamente a uno de estos animales es condenado a muerte y si lo hace involuntariamente, paga una multa que fijan en cada caso los sacerdotes”.

Por otro lado, el historiador cuenta que si el gato moría de forma natural, todos los habitantes de la casa se afeitaban las cejas, en señal de luto. “Los gatos muertos se llevan a un lugar sagrado donde son embalsamados y luego se entierran “, explicaba Herodoto. La costumbre de embalsamar a estos animales (también lo hicieron con algunos reptiles y aves) era tan extendida que a fines del siglo XIX ,en Bubasti, fue encontrado un cementerio con cerca de 300.000 gatos momificados. Y para hacerlo no escatimaban en recursos: una investigación demostró que este proceso lo realizaban con los mismos materiales destinados en humanos.

mascotadictos.com

¿Y tú que tanta veneración les tienes a los gatos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s