Una plaga italiana desborda a la UE y amenaza a millones de olivos españoles

.


  • La Comisión Europea admite que hay un “elevado riesgo de propagación” de la bacteria ‘Xylella fastidiosa’ por el sur de Europa; España tiene 280 millones de ejemplares

  • La enfermedad ha obligado a talar más de un millón de árboles en el país trasalpino y Bruselas calcula que otro millón está infectado

  • Europa achaca a la “dejadez” italiana la extensión del patógeno mientras las organizaciones locales aseguran que parte del problema es debido a otra enfermedad curable

La ‘Xylella’ amenaza al olivar español /MAGRAMA


Una plaga originada en Italia y que se ha llevado ya más de un millón de olivos ha desbordado a las autoridades europeas que confiesan que puede extenderse rápidamente a países del sur de Europa como España. La enfermedad tiene su origen en la región de Puglia y la Comisión Europea ha admitido a eldiario.es que no sabe cómo detenerla. 

En España se cuentan más de 280 millones de olivos, según los datos de la Agencia para el Aceite de Oliva. Los productores dicen estar “expectantes” ante la amenaza. En Italia se han talado cientos de miles de árboles y creado un perímetro “urgente” de seguridad de 240.000 hectáreas pero la CE considera que el 10% de los 11 millones de olivos del Lecce están infectados. Italia produce 450 toneladas de aceite al año. España más que triplica ese volumen: 1.530 toneladas –el 46% del total mundial–, según el Consejo Oleícola Internacional.

Bruselas achaca el descalabro a la bacteria Xylella fastidiosa. La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) admite que “es una enfermedad letal para el olivar”. Los responsables de la asociación en Jaén han contado a este medio que “las consecuencias de la Xylella son parecidas a las del verticilium, [la conocida seca del olivo]. Confiamos en que los sistemas de alerta epidemiológica establecidos por la Junta de Andalucía y por el Ministerio sean suficientes y que la plaga no se extienda por España y mucho menos por Jaén que podría quedar hundida si se extendiese en la provincia”.

El problema es que la propia Comisión Europea ya admite que ni siquiera tiene claro que esta bacteria sea la única enfermedad. En Italia contraponen que detrás de la mortandad puede estar otro patógeno (el fungi) que sí tiene una cura. La Xylella fastidiosa apareció por primera vez en la Puglia, región del sur de Italia, en octubre de 2013. Precisamente por constatar la presencia de esta enfermedad hace año y medio, inicialmente la Comisión ha acusado a las autoridades italianas de dejadez. “Italia no ha prevenido el alcance de la Xylella“, ha cargado el portavoz del comisario Andriukatis, quien en breve se desplazará a la zona.

El 24 de marzo pasado, un portavoz comunitario dejó abierta la posibilidad a que otros microorganismos estén secando los olivos italianos. Lo que también reiteró es que el peligro es real para España. “Podemos hablar de un deterioro de la situación. Claramente, hay un alto riesgo de propagación a países vecinos si no se adoptan rápidamente medidas urgentes”.

Siempre de acuerdo con la versión comunitaria, la Comisión adoptó las primeras medidas contra esta bacteria hace un año, en febrero de 2014, apuntaladas por nuevas acciones de prevención en julio. “Las medidas incluían estrictas condiciones para la plantación, así como la destrucción de las plantas ya infectadas hasta conseguir la erradicación y evitar su propagación a otras regiones”, agregan las mismas fuentes comunitarias a este medio.

Condena al ecosistema

La discrepancia sobre qué patógeno se lleva por delante los olivos lleva aparejada las responsabilidades. Ahí está la pelea. Varias organizaciones italianas se han respaldado en centros de investigación y universidades del país trasalpino para decir que la plaga no es sólo de esta bacteria. Bruselas se basa en un informe publicado en enero por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en inglés) y también en los resultados de una investigación llevada a cabo por la Oficina de Alimentación y Veterinaria (FVO) en noviembre de 2014. Para la CE si la Xylella ha campado a sus anchas ha sido por la falta de prevención de las autoridades regionales o nacionales.

Sin embargo, la organización italiana Peacelink envió una carta al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y al comisario de Salud, Vytenis Andriukaitis en la que les cuestionaba: ” ¿Cuáles serían las consecuencias para la Comisión Europea si se demostrara que la destrucción de un millón de olivos [para contener la plaga] se revelara no solo innecesaria sino inútil?”. Para Peacelink, “hay muchos factores que no han sido convenientemente investigados”, según subraya en el escrito dos páginas que ha leído eldiario.es. “Llegados a este punto, podemos afirmar que la Xylella no es la causa real de la sequía de nuestros olivos. La Comisión Europea está condenando a muerte todo el ecosistema de Puglia sobre la base de unos test que no han comprobado la patología del brote”.

Ante las insistentes dudas sobre la etiología del problema, el portavoz comunitario Enrico Brivio zanjó: “Estamos seguros de que algunos brotes fueron causados por esta bacteria”.

eldiario.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s