Wildleaks, nueva plataforma para denunciar crímenes contra la naturaleza

 

Un elefante macho, alimentándose de las hojas. Foto.

Con mucho trabajo aún por hacer para salvar a algunas de las especies más conocidas del mundo, las organizaciones ambientales piensan en nuevas alternativas para avanzar y promover sus causas. Una de las más novedosas es Wildleaks, una plataforma online que permite a cualquier persona denunciar de forma segura y anónima crímenes contra animales y flora salvaje.

Wildleaks es un proyecto colaborativo sin fines de lucro fundado por la Elephant Action League, una organización independiente que protege a los elefantes, en conjunto con otras organizaciones internacionales, como EcoJust en Holanda y Global Eye, ubicada en África y el sudeste asiático.

Dos elefantes luchan. Foto.

Con un nombre y misión inspirados en Wikileaks -que disparó el debate sobre la privacidad en Estados Unidos luego de filtrar documentos de la Agencia de Seguridad Nacional- esta nueva plataforma busca dedicarse, en cambio, a denunciar crímenes contra la vida silvestre y a combatir delitos forestales para investigarlos desde sus organizaciones o difundirlos en los medios.

“A menudo, estos crímenes pasan desapercibido porque la gente no habla de ellos”, señaló Andrea Crosta, líder del proyecto de WildLeaks y cofundadora de Elephant Action League. “Las fuentes juegan un papel crucial para contrarrestar esto, creando conciencia y promoviendo que se haga justicia”.

Para Wildleaks, la prioridad es facilitar la identificación de criminales y funcionarios corruptos que permiten que prospere el tráfico y la caza furtiva de animales, como el elefante, el rinoceronte salvaje, los grandes felinos, simios y aves, así como otros productos silvestres.

Dos rinocerontes frotan cuernos. Foto.

Según indica su sitio web, Wildleaks es administrado por un pequeño grupo de expertos compuesto por abogados ambientalistas, periodistas acreditados, profesionales de seguridad y directores de organizaciones no gubernamentales.

En colaboración con varios socios en materia tecnológica, el proyecto utiliza la plataforma Tor, que permite el anonimato al navegar por Internet. Y, para total seguridad de las fuentes, todos los datos son encriptados: “Nos esforzamos mucho para proteger a las personas que eligen enviarnos esta información, no sólo con un sistema de última tecnología, sino también administrando y usando esa información de forma apropiada”, aseguró Crosta.

Una manada aprovecha el barro. Foto.

Según la organización, toda la información recibida se evalúa por profesionales experimentados, periodistas de investigación y antiguos oficiales. Para decidir qué medidas se tomarán frente a la denuncia, WildLeaks realiza inteligencia y utiliza sus contactos para planear cómo proceder.

A juzgar por las estadísticas, la información a sopesar abunda. Los crímenes contra la naturaleza son el cuarto tipo de crimen trasnacional más frecuente del mundo y su industria ilegal mueve al menos 17 mil millones de dólares al año.

Un rinoceronte mira a la cámara. Foto.

Con colmillos de elefante y cuernos de rinoceronte entre la lista de productos más valiosos, estas especies son por lo tanto algunas de las más vulnerables. En los últimos 12 años se cazó el 65 por ciento de los elefantes de bosque.

El rinoceronte está en una situación similar. Luego de la extinción del rinoceronte negro, sus cinco subespecies restantes entraron en la lista roja, donde tres de ellas figuran como críticamente amenazadas. Con el 73 por ciento de los rinocerontes salvajes del mundo localizados exclusivamente en Sudáfrica, el rol de las ONG y las poblaciones locales para proteger a estos animales es crucial.

Un grupo de rinocerontes blancos, protegidos. Foto.

La situación des estas y otras especies es crítica, pero puede que no irreversible. Con el trabajo de las organizaciones mencionadas y el aporte de fuentes desinteresadas que provean información valiosa, Wildleaks espera llegar a obtener peso en la causa, realizando investigaciones en profundidad que promuevan el interés público, lleven a la condena de los criminales, pero que, principalmente, ayuden en los esfuerzos de conservación de estos ejemplares.

¿Qué te parece la iniciativa de Wildleaks? ¿Crees que ayudará a proteger a las especies amenazadas?

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: