La leyenda del hombre del saco. Un hecho real convertido en leyenda.

saco1-300x197 (533 x 350)A todos cuando hemos sido pequeños nos han asustado con “Que viene el hombre del saco”. Aun recuerdo cuando era pequeña y no quería dormir y mi madre pronunciaba esas palabras mágicas. Yo corría, me metía en la cama, me tapaba hasta la cabeza y cerraba los ojos haciéndome la dormida. Nunca pude llegar a saber de donde había sacado mi madre eso pero yo por si acaso, siempre la obedecía.

Hoy quisiera compartir el origen de esta leyenda con vosotros, por si alguna vez asustais a vuestros hijos utilizando a este personaje. Para que al menos sepáis de donde viene pues estoy segura que mi madre a día de hoy no conoce la historia.

saco2Nos vamos al año 1.910 al pueblo de Gador en la ciudad de Almería. Allí vivía Francisco Garcia “El Moreno” que padecía tuberculosis y buscaba una cura para su enfermedad.

Un día se acerco a ver a la curandera del pueblo la cual se llamaba Agustina Rodriguez y le expuso su caso. Ella que no podía hacer nada por el lo mando a ver al barbero que era sobrino del alcalde del pueblo.

El barbero se llamaba Francisco Leona y también era curandero. Este le dijo que su enfermedad se curaría con la sangre fresca de un niño y aplicando las vísceras de este encima de su cuerpo.

saco3El mismo Francisco se ofreció voluntario para encontrar al niño pero a cambio le pidió que le pagara 3.000 reales, moneda utilizada por aquellos entonces.

Como no podía actuar solo fue a ver a Agustina y le pidió que su hijo Julio Hernandez “El mudo” lo ayudara. Este era aficionado a la caza de aves y animales silvestres y por la módica cantidad de 50 reales no puso objeción alguna a ayudar a cometer el crimen.

En un pueblo cercano, vivía una pareja de campesinos con 5 hijos. Un día su madre se llevo al pequeño de todos al río a lavar la ropa. El niño distraído cogiendo higos se alejó del lado de su madre y su padre que estaba labrando unas tierras cercanas lo vio.

Le llamo la atencion y lo mando de vuelta a su casa diciéndole que le diera a su madre un mensaje cuando esta llegara. Su padre iba a tardar en regresar y no quería alarmar a su esposa.

Lo que nunca imagino es que jamas volvería a ver a su hijo con vida. “El mudo” se encontró con Bernardo el niño de tan solo 7 años de los campesinos y lo metió dentro de un saco. Lo llevo hasta un cortijo cercano y allí espero a que llegara Francisco.

Durante la espera, el niño no paraba de revolverse dentro del saco y Agustina que había acudido para la matanza, no paraba de golpearlo para que dejara de moverse.

Cuando Francisco Leona llego acompañado de Francisco “El Moreno” sacaron al niño del saco y lo extendieron sobre una mesa. No querían ponerle anestesia porque según habían visto en las matanzas de cerdos, sin ella la sangre salia con mayor fuerza, a borbotones.

Cogieron al pequeño Bernardo, le levantaron el brazo izquierdo e hicieron un profundo corte a la altura de la axila. Para recoger la sangre pusieron un cubo de hojalata y cuando estaba lleno añadieron azúcar, llenaron un vaso para darsela de beber al enfermo.

“El mudo” le dio a Bernardo un golpe mortal con una piedra en la cabeza y Agustina abrió el abdomen del niño para sacar los intestinos. Los envolvió en un paño grande y se lo puso a Francisco “El Moreno” en el cuerpo a modo de cataplasma.

Mandaron al “Mudo” a deshacerse del cuerpo y este lo dejo en un lugar llamado La Pocica por el cual no pasaba apenas gente. Lo escondió y tapo el cuerpo con hojarascas. A su vuelta al cortijo hubo un problema, nadie quería darle los 50 reales prometidos y como se sintió engañado fue al Cuartel de la Guardia Civil a decir que había encontrado el cadáver de un niño en La Pocilla.

Para esos entonces los padres del pequeño ya habían denunciado la desaparición y la Guardia Civil acompañados de muchos de los habitantes del pueblo se dispuso a ir al lugar a buscar el cadáver.

Cuando llegaron lo encontraron tal y como había dicho “El Mudo” y ahí empezaron las especulaciones. La gente del pueblo dudo desde un primer momento del primer testimonio del “Tonto” ya que en un primer momento había declarado que encontró el cuerpo sin vida y luego viendo que no recibía su parte dijo que había sido testigo del crimen y acuso a Francisco “El Moreno” que incluso tenia antecedentes .

Finalmente todos fueron detenido y condenados por el asesinato del pequeño Bernardo. “El Moreno” al garrote aunque finalmente murió en la cárcel y todos los demás a 17 años de cárcel, incluso fueron condenados el matrimonio dueño del cortijo donde acabaron con la vida de Bernardo por ser cooperadores necesario para que el funesto asesinato fuera llevado a cabo.

saco4Esta es la historia del hombre del saco, una historia increíble pero cierta. Cuando asustéis a vuestros hijos con “que viene el hombre del saco” ya sabéis quienes son estos curiosos personajes y lo crueles que fueron. A mi la verdad es que se me han quitado las ganas de asustar a mis hijos con el. Tendré que buscarme otra cosa…

Anaisreyes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s